Diseño centrado en el usuario: Metodología para satisfacer las necesidades del consumidor

By bigD BigD, bigD Industrial, bigD noticias No hay comentarios en Diseño centrado en el usuario: Metodología para satisfacer las necesidades del consumidor

diseño-centrado-usuario

El usuario y el cliente son siempre la prioridad de todas las compañías, pero ¿diseñamos pensando en ellos? El diseño centrado en el usuario o user centered design tiene como objetivo la creación de productos o servicios teniendo en cuenta las necesidades concretas y el entorno de los usuarios finales. Consiste en involucrar al usuario a lo largo de todo el proceso de diseño, con diferentes técnicas de investigación para que el producto o servicio final sea altamente atractivo y accesible.

USER CENTERED DESIGN, UN PROCESO ITERATIVO

La optimización y adaptación al ser humano del diseño de productos y servicios responde a una combinación de métodos y herramientas de investigación. Algunas de ellas son las encuestas y entrevistas que ayudan en la comprensión de las necesidades del usuario. También hay herramientas generativas como: lluvia de ideas y sesiones de trabajo grupales que amplían el proceso.

El origen del User Centered Design tiene su base en el diseño industrial, y fue Don Norman, Doctor en ingeniería de usabilidad y experto en ciencia cognitiva, quién adoptó el término UCD en varios de sus trabajos “The Design of Everyday Things” y User Centered System Design.

El enfoque UCD o diseño centrado en el usuario implica generalmente cuatro fases distintas:
  • Contexto. Identificar quiénes van a usar ese producto o servicio, para qué lo usarán, de qué forma y bajo que condiciones de entorno lo usarán.
  • Requisitos de los usuarios. Identificar los objetivos del usuario para que el producto tenga éxito.
  • Creación del diseño. Esta parte del proceso se divide en diferentes etapas, desde la conceptualización hasta el prototipado y testeo.
  • Evaluación del diseño. Probar y probar. Pruebas de usabilidad con usuarios reales para comprobar la funcionalidad y desarrollo del producto o servicio.

El objetivo es capturar y abordar toda la experiencia del usuario por lo que es muy importante involucrar a los usuarios reales y hacer un seguimiento a corto y largo plazo.

ROI EN DISEÑO Y PERSONAS

Los usuarios son las alertas que permiten corregir el rumbo del diseño del producto y  servicio. Descubrir qué es aquello que funciona, el grado de usabilidad y accesibilidad, en definitiva, qué se puede mejorar. El objetivo: establecer el éxito final y por tanto el impacto en el ROI de la compañía.

“Centrarse en las personas es un costo adicional para cualquier proyecto, por lo que las empresas se preguntan con razón si vale la pena tomarse tanto tiempo para hablar con la gente, producir diseños de prototipos, etc. La respuesta es un ‘sí’ fundamental».

David Benyon, profesor de la Universidad Napier de Edimburgo con más de 25 años de experiencia y especializado en Human–Computer Interaction.

Razones de la rentabilidad del User Centered Design:
  1. La participación de los usuarios en las fases de prototipado hace que los productos y servicios cumplan sus requisitos y expectativas. Esto se traduce en un aumento de ventas y menores costes en servicios de atención al cliente.
  2. El enfoque y diseño UCD es igual a productos y servicios más seguros, reduciendo así las posibilidades de que surjan situaciones de riesgo de error humano. Un diseño eficiente consigue mejorar la ergonomía en el diseño y la producción industrial.
  3. Los diseñadores que se centran en los usuarios reconocen y conocen la diversidad, los valores humanos y esto convierte a las compañías en más sostenibles.
  4. Empatía. Fundamental para crear diseños éticos que respeten la privacidad y calidad de vida.

Para conseguir un buen diseño necesitamos observar, centrarnos en cómo los usuarios actúan, cuáles son sus necesidades, el contexto en el que lo usan e incluso las diferencias entre los usuarios. De esta forma, descubriremos qué características debe tener nuestro producto o servicio, su actividad y hasta el tiempo que el usuario va a dedicar a interactuar con el propio producto.

Y ahora, cuál es tu respuesta: ¿Vale la pena tomarse tiempo en observar, diseñar prototipos y volver a probar?

  • Share:

Leave a comment